Resumen del invierno 2019-2020

Fernando2 mayo, 2020

Ahora que llevamos más de un mes encerrados en casa a causa del COVID-19 es más fácil echar la vista atrás y ser más objetivos al valorar los días de montaña que hemos podido disfrutar este invierno. Sabían a poco hace unas semanas, sobre todo por las buenas condiciones que ha habido para el alpinismo en general, ahora haciendo el recuento parecen muchos, al menos desde la visión de 50 días de encierro en casa y agradecidos de no haber padecido el virus en nuestra familia.

La nieve ha estado alta, en general muy dura e incluso peligrosa durante gran parte de invierno. Esto es muy bueno para poder disfrutar de los corredores y poner a prueba los gemelos. Hemos escalado el Corredor Supermán en el Cubil de Can, el pequeño pero estético corredor de las Agujas de Cardaño que nos enseñó Julio Cernuda, el Corredor del Marqués y el Corredor Norte de San Carlos que ha presentado unas condiciones perfectas desde mediados de noviembre lo que nos ha permitido ascenderlo muchas veces.

El día de Navidad la intuición nos decía que las condiciones para el alpinismo tenían que ser muy buenas así que quedamos para ir a Vegarredonda a última hora del día. Casi 20ºC a las 20:00 hace en Arenas de Cabrales cuando recojo a Juan Luís lo que nos hace dudar. La motivación de Juan es infinita así que para allá fuimos sin un plan establecido. Al llegar al día siguiente a pie de la Torre de Santa María observamos unas condiciones en la pared extraordinarias. Muy contentos nos vamos a la Norte Directa. Aquí dejo un vídeo de ese día:

Unos días más adelante, esta vez con información de primera mano de Germán De la Puente pudimos escalar la Directa del Fraga al Curavacas. Una de las vías más bonitas de la Cordillera Cantábrica. A las 6:00 salimos de Potes esta vez acompañado de Aurelio y Rebeca, dos buenos y anónimos alpinistas. Encontramos unas condiciones perfectas en toda la vía. Unas fotos de ese día:

Las noticias de las buenas condiciones para el alpinismo corrían por la redes sociales y esto facilita mucho la elección de los recorridos. Pocos días después, junto con Pablo Alonso estamos a pie de Peña Santa para intentar la vía Mega-Foot. Las condiciones en toda la montaña son excepcionales pero justo ese día hay una gran subida de temperaturas y al llegar al largo clave optamos por seguir por un recorrido más seguro que es un largo de unión de Big-Foot con la vía Directísima Primos Canal. Si no estoy mal informado, la primera ascensión de esta combinación se había hecho unos días antes quedando un recorrido precioso. Unas fotos:

Tres días después estamos de nuevo con las primeras luces del día bajo la pared norte de la Torre de La Palanca con la intención de ir a la vía de El Ojal y ver las condiciones en el lugar. Miramos hacia la vía Mendigos del Hielo que está sin terminar de abrirse. Las condiciones son extraordinarias pero con solo dos clavos no nos atrevemos con ella. Vemos la vía No Bolts abierta unos días antes y aunque vamos justos de material Pablo no lo duda. Sufrimos un poco en los últimos largos debido a las chapas de hielo despegadas pero disfrutamos de una de las vías de más carácter que conozco en estas montañas. Unas fotos:

A principios de Febrero, esta vez con con Juan Luís, estamos de nuevo a pie de la Torre de La Palanca. Las diferentes circunstancias no nos han permitido volver antes para terminar la vía Mendigos del Hielo. Madrugamos y cargamos taladro, saco, comida etc... hasta Cabaña Verónica y después nos acercamos hasta pie de La Palanca para ver las condiciones de la pared. Como hay tiempo escalamos la vía de El Ojal con la suerte de encontrar en condiciones muy buenas la variante Olimpo Celta y un túnel nuevo paralelo al habitual que no conocíamos, menos mal porque el principal estaba totalmente taponado. Por lo visto la huella le vino muy bien a unas cuantas cordadas posteriormente. Nos alegramos. Un vídeo de ese día:

Disfrutamos de un merecido descanso y del atardecer en Cabaña Verónica. A media noche el tiempo empeora y dudamos si nos dejará escalar al día siguiente. Aún así madrugamos e hicimos la aproximación de noche para intentar coger las horas del día más frías en la vía Mendigos del Hielo y poder terminarla. El viento para a pie de vía y deja de nevar. Hace frío pero estamos entre la niebla y hay mucha humedad. Llegamos hasta el punto más alto abierto hasta el momento y solo conseguimos avanzar 5-6m. Las condiciones son peligrosas en nuestra opinión. Un poco decepcionados rapelamos y aprovechamos para escalar una bonita vía muy poco conocida de dos largos que yo llamo Goulotte de La Horcada por desconocer el original.

Muchas veces he echado la vista a una posible vía que se forma con relativa frecuencia en la norte de la Torre del Hoyo Grande. Como hemos madrugado mucho y tenemos material nos animamos a intentarla aunque con dudas debido a la humedad. Al final fue un acierto, ha quedado una bonita vía que pienso que puede convertirse en clásica. La hemos llamado Norte Directa a la Torre del Hoyo Grande. Ya que habíamos cargado con taladro y algunos parabolts dejamos una chapa en las dos primeras reuniones. Unas fotos de ese día:

Unos diez días después por fin pudimos terminar la vía Mendigos del Hielo, seis años después de comenzarla. En solitario y con diferentes compañeros siempre habíamos tenido que retirarnos. Media docena de intentos para avanzar menos de la mitad de la vía. Había visto muchas veces formada esa línea pero es una vía que necesita unas condiciones muy buenas que no siempre se dan. Muchas veces habíamos perdido la opción solo por llegar unos días tarde y este año creemos que se habían dado durante más días seguidos que nunca en los últimos años.

Estamos ya a finales de Febrero y las condiciones para esta ruta ya no son tan buenas como en Enero. La ansiedad por perder la oportunidad es grande así que volvemos a hacer otro intento. Es fin de semana y ya se ha corrido la voz de que hay buenas condiciones por la zona así que Cabaña Verónica está llena. Toca cargar saco, taladro, chapas, esterilla etc... hasta el congelador que es el Hoyo Tras Llambrión donde vivaquearemos. Pablo Alonso se apunta a todo y mientras cenamos nos acordamos de Juan Luís y de como se estará comiendo las uñas por no poder venir. Salimos de noche del saco entumecidos por el frío y con las primeras luces estamos abriendo el largo en el que nos quedamos la última vez. Sabemos que seguramente nos hará falta uno o dos parabolts para el 4º largo. Aún así llevamos alguno más por si acaso. Al final, tenemos que usarlos en dos tramos de hielo muy despegado. No serán necesarios cuando haya más consistencia pero vendrán bien cuando las condiciones sean más escasas. La perspectiva del tiempo dirá si fue un acierto o un error fruto del ansia.

Una cordada viene detrás nuestro, sorprendidos vemos que son Pelayo y Seco que al vernos pensaban que era un vía que no conocían. Nos animan a continuar y finalizamos el cuarto largo que tiene un pequeño colmillo, un lujo en Los Picos. En un largo más estamos en la cima de la Punta Oriental de La Palanca todos juntos y satisfechos. Aún nos quedaría una eterna bajada con el mochilón por el Achero hasta el parking de Fuente Dé...Unas fotos:

Después de unos días de esquí aún nos dio tiempo a hacer otra incursión y escalar con Julio y Víctor otra vez la vía del Ojal y llegar K.O a casa por seguirles el ritmo. Un día precioso encontramos en los Picos.

Llegando al largo del ojal

Aunque las condiciones para el esquí de travesía no han sido las mejores, seleccionando bien los recorridos y con un poco de motivación para portear el material hemos podido desfrutar también de unas cuantas travesías. Unas fotos

Esperemos que el próximo invierno pueda ser tan productivo como este y que esta pandemia sea solo un triste recuerdo en nuestra memoria.

1 comentario en “Resumen del invierno 2019-2020”

  1. Buena publicación Nano.
    Siento ser pesimista pero dos inviernos así me da a mí q no, jajajaj.
    Enhorabuena, un lujo ver vuestras andanzas.

    Responder

Deja un comentario